6 Buenísimas razones para ahorrar dinero rentando un vestido

6 Buenísimas razones para ahorrar dinero rentando un vestido

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Tendencias

Desde que somos pequeños nos han enseñado que una de las reglas básicas de la moda es comprar un vestido nuevo para cada ocasión. Esto es algo que hacen nuestras mamás, hermanas mayores y amigas… o eso es lo que creíamos porque todas comparten el mismo secreto: ¡Usan vestidos de renta!

Rentar un vestido es verdaderamente genial porque no tienes que preocuparte por lavarlo o en gastar dinero para usarlo solo una vez. Sin embargo, estas no son las únicas ventajas de arrendar un vestido y Liverpool lo sabe, por eso agregó este servicio en algunas de sus tiendas, donde encontrarás modelos coquetos, elegantes y hermosos que te harán brillar como la estrella que eres en cualquier ocasión.

1. Oh, sí, ahorrarás unos cuantos billetes

 Chica posando con un vestido de color rojo

Sabemos que los vestidos que son nuevos son muy costosos, especialmente si tienen detalles, son modelos que pertenecen a un diseñador y ni hablemos de todos los accesorios que debes agregar para hacerlo lucir mucho más.

La renta de un vestido en Liverpool es una opción grandiosa porque tendrás una tarifa fija de pago sin importar el tipo de modelo. Lo mejor de todo es que con el dinero que ahorras puedes alquilar más de uno, ya sabes, para tener la exclusiva de ir al evento con dos modelitos. ¿Quién más puede lograr eso?

2. Puedes elegir entre un sinfín de diseños

 Chica posando con un vestido de color Negro

Con esta modalidad puedes elegir entre diferentes estilos, ya sea con escotes pronunciados, cortes que se amolden a tu figura, cortos, largos , con texturas o lisos. Además, la gran mayoría de los modelos están actualizados en cuanto a temporadas y diseños, así que no tendrás que preocuparte porque sean anticuados o que parezcas la tía aburrida en las fiestas, al contrario, ten por seguro que te verás espectacular.

3. Puedes modificarlo a tu gusto

 Chica posando con un vestido de color plateado

Si por alguna razón, los vestidos te quedan un poco largos o requieres de una modificación, no te preocupes, porque los encargados de las tiendas te ayudarán con un par de trucos para que te quede perfecto. En cuanto a las tallas, hay para todo tipo de cuerpos y eso es genial.

4. Se entregan limpiecitos

 Chica posando con un vestido de color amarillo

Por la higiene ni te preocupes porque en esta nueva modalidad que ofrece Liverpool, todos los vestidos son entregados con un proceso increíble de desinfección:

  • Diariamente se usa ozono para su desinfección
  • Los que son pasados ​​por el probador se someten a otro proceso en una máquina que los desinfecta antes de regresarlos a la exhibición
  • Se entregan lavados y planchados. Además, antes de entregarlos se desinfectan una vez más
  • Si tú pides ser testigo de la limpieza, ellos están para cumplirlo

5. Rentarlos es muy sencillo

 Chica posando con un vestido de color verde

Rentarlos es muy sencillo, pues solo tienes que medirte todos los que te gusten y seleccionar uno. Además, puedes hacerlo con tiempo o si estás a las carreras, hasta un día antes de tu evento. Después debes presentar una identificación oficial, firmar, pagar una comodísima cantidad y elegir el tiempo que vas a quedártelo.

Eso sí, deberás regresarlo en tiempo y forma. Sin embargo, no te tienes que preocupar por la tintorería, pues esa corre por cuenta de la tienda.

6. Hay una sucursal muy cerca de ti para que puedas rentarlos

 Chica posando con un vestido de color amarillo

La renta de vestidos está disponible en cuatro tiendas físicas de Liverpool de la República Mexicana: Polanco e Insurgentes, en la CDMX; Antea, en Querétaro, y Zapopan, en Guadalajara.

7. ¡Tendrás un nuevo vestido para cada evento!

 Pareja posando para una foto mientras usan un traje

Además de no gastar todos tus ahorros, sorrenderás a todos cada vez que llegues a un evento con un modelo diferente. No esperes más y corre a tu sucursal más cercana, pues esta opción es para ti. Levantarás el evento, de eso no tengas ninguna duda.